Main menu

SQL Server en Linux, la “nueva” Microsoft

Ya ha pasado algo más de 2 años desde que Satya Nadella pasara a ser el nuevo CEO de Microsoft, y realmente, no parece haber sido un cambio de transición, sino que está cambiando de arriba a abajo la “filosofía” histórica de la compañía.

Steve Ballmer ya empezó a cambiar dicha filosofía, pero daba la sensación que era por necesidades de la época, ya que un cambio de modelo se hacía necesario para adaptarse a los nuevos tiempos, en que la base fundamental del negocio de Microsoft, la venta de licencias, quedaba en desuso, dando más importancia a un modelo más actual de pagos por servicio.

Satya Nadella ha revolucionado la visión global de la compañía, sus cambios no son por necesidades de supervivencia, está profundamente convencido de que el sistema operativo “es lo de menos”, lo importante son los datos y los servicios, donde sea y desde cualquier sitio, y fruto de este pensamiento llega Microsoft SQL Server para Linux.

Los primeros cambios en la nueva “filosofía” de Microsoft

No es nada nuevo que Microsoft está llevando todos sus servicios a todas las plataformas, independientemente del dispositivo o del sistema operativo.

Su omnipresente Office es un claro ejemplo de que Microsoft no es la monopolística compañía que “obligaba” a utilizar Windows para acceder a sus servicios estrella. Office se puede utilizar desde cualquier navegador, desde casi cualquier sistema operativo, Windows, Mac OS X, Windows Phone, Windows 10 Mobile, iOS, Android….

Por supuesto que su servicio de almacenamiento en la nube, OneDrive, no podía ser una excepción, igualmente accessible desde cualquier navegador y dispositivo.

La plataforma móvil sigue el mismo camino

Por todos es sabido que la versión móvil de Windows no está atravesando buenos momentos, su cuota de mercado se desangra por momentos y aunque el sistema operativo es alabado por la frescura y la “originalidad” en comparación a los sistemas operativos dominantes, por lo visto, no es suficiente. Igualmente Microsoft no se rinde. Las aplicaciones universales, la portabilidad entre plataformas o la ROM publicada para MI (antigua Xiaomi) son un ejemplo.
Siguiendo con el propósito del artículo, Cortana, el asistente de voz de sistemas Windows, el equivalente a Siri en iOS o Google Now en Android, ha sido portado a el sistema de Apple y Google, mostrando nuevamente, que la nueva filosofía de Microsoft es global. Nadie se podría imaginar que una funcionalidad inherente de un sistema operativo de móvil como es su asistente de voz, se pudiera utilizar en otro sistema que no fuera el original. Microsoft quiere “conquistar usuarios”, sino es con su propia plataforma, será con sus servicios.

SQL Server, la culminación de la nueva filosofía

Si lo mencionado anteriormente no es una prueba inequívoca del cambio de rumbo de la compañía, la noticia que se publicó hace unos días en la que se anunciaba la próxima disponibilidad de SQL Server para Linux no deja de ser la culminación de la nueva estrategia de Microsoft. Microsoft SQL Server, uno de los mejores sistemas de gestión de bases de datos relacionales en la actualidad, y cuyo uso estaba reducido a sistemas Windows, da el salto a Linux. Sí, el salto a Linux, antiguo “rival” de Microsoft. ¿Microsoft Exchange será lo próximo? Anteriormente ya se intuía el cambio de filosofía en cuanto a sistemas servidores desde que en los servicios Azure en la nube era posible implementar instancias Linux, hasta cierto punto lógico si se quiere ser una plataforma global de servicios cloud, pero que ya dejaba entrever la nueva Microsoft.

Conclusión

Como se ha dicho a lo largo del artículo Microsoft ha cambiado, ¿para bien?. En mi opinión sí. Microsoft ha “disfrutado” de muchos años de un monopolio en cuanto a sistemas operativos de escritorio, hizo “suyos” varios estándares adaptándolos a su antojo para convertirlos en “propietarios”, y todo eso le costó una imagen de compañía anquilosada en la superioridad. Nadie supo ni quiso competir con Microsoft en cuanto a sistemas operativos, todos se rendían, no supieron competir. Apple estuvo a punto de desaparecer y con ella su Mac OS, Linux tiene los recursos que tiene, así que bastante hace con tener su nicho de mercado y la todo poderosa IBM con su OS/2 perdió la paciencia.

Ahora es Microsoft la que está en “inferioridad”, al menos en cuanto a plataformas móviles se refiere, y lejos de rendirse y dedicarse a su sector tradicional que es el desarrollo de software y venta de licencias, está luchando por competir, desde todos los ámbitos: sistemas operativos, ofimática, servidores, móviles, tablets, portátiles, cloud computing, almacenamiento, realidad virtual… Si no puede conseguir cuota por Windows Mobile, intentará ser relevante por servicios multiplataforma, pero al menos está demostrando algo de lo que no pueden presumir varias de las “grandes” históricas: competir en todo tipo de situaciones, favorables y adversas.

 

Compartir en redes sociales

Si este artículo te ha sido de ayuda o te parece interesante, ayúdanos a difundirlo.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en Linkedin

Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis y contenido personalizado. Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies