Main menu

Análisis Windows 10 Technical Preview

Dos semanas después de la instalación de Windows 10 Technical Preview la impresión general es satisfactoria. A pesar de ser una versión que está en desarrollo, sin llegar a Beta, la verdad es que su estabilidad es notoria.

Por la parte de la funcionalidad, quien esté trabajando con Windows 8.1 no notará grandes diferencias, al menos en aspecto, por lo que parece ser una versión continuista, cuya característica más destacada es el poder elegir. Sí, elegir sin obligar el uso del menú inicio tradicional o la pantalla inicio introducida en Windows 8.

 Las novedades funcionales y visuales

Tres diría que son las novedades visuales/funcionales del Windows 10 Technical Preview, de aquellas mejoras que se ven y se notan. Básicamente estos cambios son un guiño a los usuarios tradicionales de sistema operativo de escritorio.

La primera es por supuesto el añorado menú inicio, que a la funcionalidad que ha tenido siempre se la añade, opcionalmente, el poder añadir Tiles de aplicaciones Modern UI. Se pueden seleccionar el tamaño del conjunto del menú tanto vertical como horizontalmente, dando bastante versatilidad a los gustos de cada uno. El usuario puede elegir si trabajar con menú inicio tradicional o con pantalla de inicio Modern UI. ¿No se les ocurrió con Windows 8?.

La segunda novedad es la de poder abrir aplicaciones Modern UI desde el escritorio como si de un programa tradicional se tratase, intentando conseguir una respuesta «responsive» similar a las páginas web. Aún tienen que trabajar para que se adapten al tamaño de la ventana de una manera más correcta, pero hay que pensar que es una versión muy preliminar.

La tercera mejora o cambio, es el marco de las ventanas, bastante más fino y en mi opinión les da un aspecto más limpio y pulido.

Las mejoras internas

Realmente, de las mejoras internas no ha trascendido mucha información, por tanto poco podemos comentar todavía.

El resumen, un Windows para todo. Este es el mensaje que se ha transmitido desde Microsoft, empezando por el propio Nadella. Windows 10 tendría que ejecutarse en servidores, sobremesas, AIO, portátiles, tabletas, smartphones, Xbox y en el «internet de las cosas», intentando conseguir la tan manida convergencia.

Conclusión

Nos encontramos ante un Windows de línea continuista respecto a Windows 8/8.1, con la fluidez y el aspecto novedoso del estilo Modern UI, pero con más concesiones al usuario de ratón/teclado que al usuario de pantalla táctil, que ya recibió las novedades en Windows 8/8.1. Por otro lado Microsoft intenta fidelizar de nuevo al usuario empresarial en pos de la productividad.

 

Compartir en redes sociales

Si este artículo te ha sido de ayuda o te parece interesante, ayúdanos a difundirlo.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis y contenido personalizado. Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies