Main menu

E-learning: qué es y sus ventajas – Parte I

Aunque en el sentido literal el término e-learning (Electronic Learning) significa “aprendizaje mediante medios electrónicos”, actualmente el concepto de e-learning se puede describir como “sistema formativo basado en la utilización de nuevas tecnologías vía Internet”, es decir, el e-learning es el conjunto de métodos, tecnologías, aplicaciones y servicios orientados a facilitar el aprendizaje mediante Internet.

Esta nueva manera de aprender se ha convertido en una revolucionaria  modalidad formativa que cada vez ocupa un lugar más destacado dentro de las organizaciones empresariales y educativas.

La evolución tecnológica de los servicios de Internet y de la gestión de páginas web ha dado lugar a la aparición de software especialmente diseñado para automatizar y gestionar el desarrollo de sistemas e-learning, es lo que se denomina plataforma e-learning o LMS (Learning Management System  – Sistema para la Gestión del Aprendizaje).

Las plataformas e-learning son aplicaciones informáticas que permiten diseñar y gestionar acciones formativas a través de Internet. Mediante una clave el usuario accede a un espacio privado en el que se llevan a cabo los procesos de enseñanza-aprendizaje en base al rol que tenga asignado:

  • Los profesores colocan a disposición de los alumnos los objetivos del curso, su contenido y su reglamentación.
  • Los tutores y coordinadores supervisan el desarrollo del curso y el progreso de cada alumno.
  • Los alumnos acceden a los contenidos, realizan las actividades previstas, se comunican entre sí y con el tutor para resolver dudas y realizar trabajos en grupo.
  • Los administradores monitorizan el rendimiento de la plataforma, el progreso del curso y de las acciones administrativas relacionadas, tales como inscripción de alumnos, gestión de usuarios y permisos, etc…

E-learning y sus ventajas

Entre sus ventajas respecto a la formación presencial cabe destacar:

  • Accesible 24 x 7 x 365
  • Reduce costes, no necesitas aulas, no hay desplazamientos, los contenidos son reutilizables y fácilmente actualizables.
  • Elimina los problemas de agenda de los participantes.
  • Complementa y enriquece la formación presencial.
  • Método centrado en el usuario, que le permite revisar un determinado material cuando lo crea conveniente y seguir su propio ritmo de aprendizaje.
  • Bloques formativos más cortos y fáciles de asimilar.
  • Mayor interacción y colaboración entre los distintos participantes gracias a las herramientas  y  servicios  de  comunicación:  correo  electrónico  y  mensajería, foros de debates, blogs, etc.

Y muchas más…

Si no quieres perderte los próximos artículos de la serie e-learning suscríbete al blog o síguenos por las redes sociales.

Compartir en redes sociales

Si este artículo te ha sido de ayuda o te parece interesante, ayúdanos a difundirlo.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en Linkedin

Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis y contenido personalizado. Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies