Main menu

Por qué necesitas un certificado SSL ahora mismo

Google ya lo venía avisando desde hace un tiempo: todas las webs que no usen el protocolo HTTPS van a ser catalogadas como “no seguras”. Si tu web no dispone de un certificado SSL para funcionar sobre HTTPS, entonces para Google ya no es segura.

Si una web usa el protocolo HTTPS verás esto (en Firefox o Chrome):

Sitio seguro en Firefox

Sitio seguro en Chrome

En cambio, verás esto en las webs que sigan usando HTTP:

Sitio no seguro en Firefox

Sitio no seguro en Chrome

Esto no significa que los usuarios vayan a salir corriendo de tu web, pero sí que va a afectar al posicionamiento de la misma, ya que ahora se va a tener en cuenta el factor de seguridad.

HTTPS vs HTTP

La diferencia entre una web que usa el protocolo HTTP y otra que usa HTTPS es que las webs que usan este último protocolo cifran y protegen la información sensible para:

  • preservar la confidencialidad de los datos. Tus datos personales no van a ser vistos por ningún usuario malintencionado.
  • asegurar la integridad de la información. Toda la información que se transfiere entre el servidor (donde está la página web) y el cliente (navegador del usuario) no va a poder ser interceptada y modificada por un tercero.
  • proporcionar autenticación. Vas a poder comprobar que la organización que hay detrás de una página web es realmente quien dice ser.

Sin un certificado SSL, es decir, usando el protocolo HTTP, todas las propiedades de seguridad anteriores no se cumplen.

¿Realmente necesito un certificado SSL para mi web?

Algunos seguro que estaréis pensando «Pero yo en mi web no pido datos personales a los usuarios» o «Mi web solo es de presentación, ni siquiera almaceno información sensible en la base de datos».

Hasta hace un tiempo quizás no era necesario un certificado SSL en ciertos casos, pero es que ahora Google ya los tiene en cuenta (a partir de enero de 2017) en su algoritmo de indexación, lo que significa que las páginas web que no usen HTTPS se verán negativamente afectadas en el posicionamiento SEO. Es importante empezar a tomar conciencia en este tema.

HTTPS en España

En el portal de Redalia se puede ver un estudio muy interesante donde, en resumen, vemos que el 50% de las webs en España o bien no usan HTTPS o lo usan, pero no están correctamente configurados.

Es muy destacable el hecho de que tanto algunos de los medios de comunicación más importantes como los partidos políticos tradicionales no usan certificados SSL en sus webs, por no mencionar algunas administraciones públicas que tampoco usan HTTPS.

Eso sí, no todo es tan malo. En general, los sitios  ecommerce más importantes cumplen con la seguridad web, al igual que las principales redes sociales.

¿Y qué hago ahora?

No lo dudes ni un momento, necesitas un certificado SSL para tu web. A medio plazo todo sitio web con un mínimo de seriedad debería usarlo. Es muy importante transmitir confianza a tus clientes.

Nosotros mismos, cuando tomamos el rol de usuarios o clientes en algunos de los portales más importantes, queremos estar seguros de que la organización que hay detrás de la web es realmente quien dice ser (sobre todo si vamos a pagar por algún servicio o producto), que proteja nuestros datos personales como es debido y que esté bien asegurada contra ataques maliciosos.

Por lo tanto, cuando tomemos el rol de organización o persona al cargo de un portal, también debemos transmitir la misma seguridad y confianza a los usuarios, en caso contrario perderemos tráfico web.

La seguridad de las conexiones web ya no es algo opcional, podemos considerar como obsoleta toda web que no use el protocolo HTTPS, por lo menos a nivel de seguridad.

Precio de los certificados SSL

Hay diferentes tipos de certificado que comprenden un amplio rango de precios. Podemos encontrar desde los más básicos, que suelen rondar los 15€ anuales, hasta los más completos, que pueden llegar a costar más de 600€ anuales.

Hay certificados para validar dominios, subdominios o para validar la organización que hay detrás. El certificado que necesitas depende de varios factores:

  • Cómo vas a usar el certificado SSL (para proteger una tienda online, una extranet, una web corporativa, etc)
  • Número de visitas diarias que recibe tu web
  • Nivel de confianza que quieras transmitir (depende de siquieres validar solo el nombre de dominio o también la organización que hay detrás)
  • Número de páginas web que quieras proteger
  • Número de servidores donde lo vayas a instalar
  • El nombre del dominio (si tiene caracteres internacionales)

No te lo pienses más. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y te asesoraremos en todo lo que necesites, tanto en la compra como en la configuración de tu certificado SSL.

Compartir en redes sociales

Si este artículo te ha sido de ayuda o te parece interesante, ayúdanos a difundirlo.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
factory_shortcodes_assets:
a:0:{}

Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis y contenido personalizado. Leer más

ACEPTAR
Aviso de cookies